México le aposto a la ciberseguridad.

Photo By NicoElNino

México ha mejorado su posición en ciberseguridad, pese a ser una de las naciones más hackeadas del mundo, esto fue lo que rebelo  el Índice de Ciberseguridad Global de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) 2020, ya que decía que México se posiciono en el lugar número cuatro en América en ciberseguridad y se posiciono en el lugar 52 a nivel mundial, de un total de 182 naciones que fueron evaluadas.

La misión fundamental de la Oficina de la UIT para las Américas es conectar a quienes carecen de conexión en esa región. Mediante una amplia gama de iniciativas y proyectos innovadores de gran alcance, aprovechando la capacidad de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) para fomentar el desarrollo digital con el fin de alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas para 2030.

El indice a nivel mundial lo encabezaron Estados Unidos, Reino Unido y Arabia Saudita. Mientras que en América, fueron Estados Unidos, Canadá y Brasil.

Mexico obtuvo 81.68 puntos de 100 posibles. Los aspectos con mayor puntaje obtenido son medidas técnicas y cooperativas en ciberseguridad, así como capacidad de desarrollo. Mientras, las medidas organizacionales y legales son las áreas más débiles.

El ranking se conforma de una autoevaluación que realizan los países sobre su ciberseguridad.

Estar arriba de 80 puntos, es como decir que tenemos lo mínimo indispensable para los temas de ciberseguridad, dijo Jorge Osorio, vocero de Infosecurity México.

Víctor Ruiz, fundador de Silikn, comento que los resultados del índice no deben generar una falsa percepción de la ciberseguridad que no se tiene. El ranking genera una falsa percepción de que estamos seguros y nos falta mucho como País por parte del Gobierno; las empresas como quiera se han estado protegiendo, agregó.

Por su parte Oswaldo Palacios, director de ventas de Guardicore expuso que falta inversión pública en ciberseguridad y  el ranking no muestra la ciberseguridad del País.

La falta de una política de ciberseguridad es un tema que debería solucionarse, coincidieron.